Cámara de Comercio de Valledupar, 52 años impulsando el desarrollo en el sector empresarial

La creación de la Cámara de Comercio de Valledupar Para el Valle del Río Cesar data del año 1967, cuando un grupo de empresarios locales, analizando el contexto social de los acontecimientos en ese año, cuando el 21 de junio de 1967 el presidente Carlos Lleras Restrepo sancionó la ley por medio de la cual se creaba el Departamento del Cesar, con la ciudad de Valledupar como su capital; decidieron solicitar la creación de una cámara de comercio para el nuevo departamento, la cual se dio mediante el decreto 1308 del 4 de julio de 1967, con el ánimo de satisfacer las necesidades en el sector empresarial de esta nueva región administrativa.

Con el paso del tiempo, diferentes administraciones han logrado estar a la expectativa de las dinámicas comerciales emergentes, aprovechando el potencial que el departamento tiene para ofrecer. Los empresarios y comerciantes de la región han visto crecer a la Cámara de Comercio de Valledupar y convertirse en un aliado fundamental para el desarrollo de todas las actividades comerciales en las cuales se desempeñan, o en las que quieren incursionar.

Durante los 10 últimos años la entidad ha tenido un desarrollo acelerado, entablando y fortaleciendo relaciones con entidades de apoyo a proyectos de emprendimiento y desarrollo de clientes, facilitando los contactos, para la financiación y ejecución de proyectos productivos; también ha realizado distintas alianzas estratégicas en las que se prioriza la capacitación y formación de los empresarios y comerciantes, la tecnificación de sus empresas, en busca de la optimización de sus actividades comerciales y agroindustriales.

En el presente año La Cámara de Comercio de Valledupar cumple 52 años de existencia; 52 años siendo amiga y guía para los empresarios y comerciantes del Departamento, ofreciéndoles más que servicios de registros públicos y gestión del desarrollo empresarial; sirviendo de manera personalizada a cada uno de ellos. Son 52 años girando el engranaje de los emprendedores, construyendo pilares socioeconómicos sólidos y humanizando el concepto del servicio en la entidad.

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *