El Festival de la Leyenda Vallenata: más que una fiesta

El Festival Vallenato figura como uno de los eventos más importante de Colombia y el mundo; en representación de un género catalogado como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad consagrado por la Unesco: el vallenato. Más que celebrar a ritmo de Paseo, Merengue, Puya y Son; esta conmemoración vallenata incluye la poesía, la música, a los juglares vallenatos, los actores socioculturales, las artes plásticas, los mitos, las leyendas, la tradición oral y escrita de todo un pueblo ancestral. Esta festividad es una de las potencias turísticas y culturales más importantes del caribe colombiano por su aporte a la economía regional y nacional.

“La celebración del festival vallenato no solo representa la demostración folclórica y cultural más importante de nuestra región, esta fecha se convirtió en la temporada más significativa para los sectores económicos relacionados con actividades turísticas, comerciales y de transportes”, comentó Carlos Eduardo Quijano Zequeda, vicepresidente de competitividad de la Cámara de Comercio de Valledupar para el Valle del Río Cesar.

Según estudios efectuados por la Cámara de Comercio de Valledupar, cada año llegan más de 100 mil personas durante los cuatro días del festival a la ciudad de Valledupar, lo que representa un incremento del 28.5% de la población, generando demanda de toda clase de bienes y servicios que generan ventas cercanas a los 200 mil millones de pesos, principalmente para los servicios de alojamiento, empresas de transportes, agencias de viajes, restaurantes, artesanías, eventos y fiestas, bares y discotecas, almacenes y centros comerciales.

El Festival Vallenato como potencial económico en distintos sectores

Antes de la pandemia propiciada por el Covid-19, el Aeropuerto Alfonso López de Valledupar, recibía de seis a ocho vuelos comerciales diarios procedentes de distintas ciudades del país durante el festival. Este hito de los cesarenses se vio ampliamente afectado y con él, todos los sectores a los que beneficia, principalmente el económico. La última celebración de este evento se llevó a cabo en el año 2019; el vicepresidente de competitividad de la Cámara de Comercio de Valledupar, dialogó sobre la dinámica económica que presentó el Festival Vallenato durante dicho año, en lo relacionado al transporte aéreo y terrestre: “En el último festival celebrado de manera presencial, se registró un incremento cercano al 120% en la oferta de sillas de vuelos comerciales y del 300% en las tarifas debido a la alta demanda. Adicionalmente, solían arribar vuelos chárteres, desde ciudades que no tienen operación comercial como Medellín, Bucaramanga y Cartagena, con tarifas nada despreciables y comparables con destinos turísticos internacionales, dinamizando así el transporte aéreo”, dijo.

En lo referente a la demanda en el transporte terrestre, Quijano Zequeda mencionó: “Situación similar se presentó con el incremento en el flujo de pasajeros a través de transporte terrestre, ya sea mediante el servicio público o los vehículos particulares; mientras que la Terminal de Transportes reportó que se duplicaba la oferta de sillas en buses procedentes de ciudades como Santa Marta, Barranquilla, Bucaramanga y Bogotá, el 73% de los visitantes solían llegar a la ciudad en vehículos particulares, esto quiere decir que más de 25 mil nuevos vehículos circulaban en la ciudad durante estos días, impactando positivamente las ventas de las estaciones de servicios, parqueaderos y los establecimientos de autopartes”.

En lo relacionado con servicios de hospedaje como una de las actividades económicas preponderantes más beneficiadas en el Festival Vallenato; antes de ser declarada la emergencia sanitaria, Valledupar contaba con 102 establecimientos de alojamientos inscritos en el Registro Nacional de Turismo. Según Situr Cesar, estos representaban una oferta de 3.872 camas distribuidas en 2.283 habitaciones. Siendo esta la única época del año en la que había lugar para una ocupación superior al 95% y el aumento de la tarifa a un 200%: “Los efectos de la pandemia han representado una disminución del 13% en materia de camas y del 10% en las habitaciones disponibles. Según estudios realizados por la Cámara de Comercio de Valledupar, en promedio los operadores turísticos se encuentran operando en tan sólo el 49% de su capacidad, mientras que el 91% ha reportado fuertes afectaciones en sus ingresos que amenazan la sostenibilidad de sus empresas de caras a la reactivación económica”, argumentó el vicepresidente de competitividad de la entidad.

En 2019, otro de los sectores que tuvo beneficios en esta versión del festival fueron los negocios relacionados con la alimentación: “Mientras que los restaurantes y negocios de comida aprovecharon para ampliar horarios de atención y proponer nuevos productos a visitantes, se estimó que las ventas en promedio crecieron un 200% en el sector gastronómico; tanto los supermercados como la central de abastos y locales de comercio al por menor de alimentos, incrementaron sus ventas al abastecer a esos 100 mil visitantes durante un promedio de 4 días”, acotó Carlos Eduardo Quijano Zequeda.

La agenda de eventos para la celebración de este festival, fue como ningún otro momento del año: dinámica, diversa y activa; con distintas opciones tanto culturales como folclóricas. Eventos de todo tipo y tamaño se ofrecieron en la ciudad, generando ingresos importantes no sólo para los organizadores sino también para clubes y empresas de eventos, principalmente para los grupos musicales que son contratados en cada una de estas presentaciones. Se llevaron a cabo eventos con 14 compositores, 33 grupos vallenatos y 13 artistas nacionales e internacionales, que contaron con la participación de más de 92 mil asistentes, lo que representó un total de ingresos superior a los 17 mil millones de pesos.

Quijano Zequeda reconoció los retos ligados a la pandemia que cambiaron el rumbo de uno de los acontecimientos folclóricos más importantes de la región: “Con la llegada del Covid-19 y las restricciones a los eventos, el festival celebrado en 2020 tuvo lugar de manera virtual, sin el protagonismo que año tras año tiene para todos los valduparenses y amantes de este folclor. Las circunstancias son otras y los sectores no se beneficiaron de todo lo que trae consigo una realización presencial. Por ello, en esta fecha que anualmente se celebra este magno evento, es importante recordar que el festival más que una fiesta ha sido el mejor negocio para dinamizar la economía de la ciudad”, finalizó.

 

Para ampliación de esta información:
Comunicaciones y Relaciones Públicas
Cámara de Comercio de Valledupar para el Valle del Río Cesar
Contacto: 5897868 Ext. 105 Celular: 310 714 0163
Correo: comunicaciones@ccvalledupar.org.co

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *